Crónica de una muerte anunciada de Gabriel García Márquez, y lo irremediable del destino

«A veces la vida anda con la prisa de los irremediable».

Lo mataron. Y su madre cerró la puerta. Si buscas una novela corta e intensa, Crónica de una muerte anunciada de Gabriel García Márquez es la novela. Son 128 páginas que siembran una pregunta tras otra. Desde el primero hasta el último renglón, la lectura nos suspende con una inquietud que no se quita hasta el final.

Después de terminar Crónica de una muerte anunciada vas a querer saber si estos hechos fueron reales. Querrás investigar. Y, descubrirás que sí hubo una historia de la vida real detrás de esta novela.

Gabriel García Márquez se lo había prometido a su madre

Gabriel García Márquez cumplió su promesa, novelaría los acontecimientos de ese día hasta que se cumpliera el plazo prometido. Le había prometido a su madre que esperaría hasta la muerte de la madre del joven asesinado. Así pasaron treinta años, para que pudiéramos leer esta maravilla de novela corta.

Y todo salió al descubierto: la historia real y la novela. Salió al descubierto el destino del que muchos hemos sabido algo. Ese destino que causa horror: la destrucción de la libertad social de una mujer y un hombre.

El narrador de la novela, que es periodista, nos narra la muerte de su amigo Santiago. Y, así como el periodista narrador de la novela fue amigo de Santiago Nasar, García Márquez fue amigo de Caetano Gentile, la víctima de carne y hueso. Su amigo Caetano fue la víctima del asesinato en la vida real. Por eso, quizás, hay momentos en que sentimos a García Márquez tan cerca durante la lectura de una Crónica de una muerte anunciada.

Crónica de una muerta anunciada de Gabriel García Márquez: lectura fácil y fluida

La lectura va con el ritmo de la historia, nos lleva con la prisa de lo irremediable. Así como nada previno lo que pasaría, nada interrumpe el fluir del pensamiento de García Márquez en la novela. Es una lectura fácil, muy fluida. Angustiosamente fluida, que no nos da descanso.

Si tu corazón desea una historia arrebatadora «para leer de un tirón», el libro Crónica de una muerte anunciada es una de las novelas más recomendadas. La sensación de «¿por qué no hacen nada para evitar el asesinato?» se planta desde el inicio, y no lo deja a uno hasta el final.

En una Crónica de una muerta anunciada, ni un alma impidió la muerte anunciada. Todos sabían lo que pasaría, pero decidieron no creerlo. Prefirieron ver cosas que no eran, antes que la realidad ganara. ¿Sabes una cosa? La realidad siempre gana.

El pueblo fue testigo de «vamos a matar a Santiago Nasar»; los hermanos Vicario lo pregonaron por horas. Pero cada uno de los enterados prefirió su historia, incluso el mismo Santiago Nasar. La fuerza de la novela radica en la desesperación que ese suspenso provoca en el lector.

El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5.30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo. Había soñado que atravesaba un bosque de higuerones donde caía llovizna tierna, y por un instante fue feliz en el sueño, pero al despertar se sintió por completo salpicado de cagada de pájaros. «Siempre soñaba con árboles», me dijo Plácida Linero, su madre, evocando 27 años después los pormenores de aquel lunes ingrato».

Crónica de una muerte anunciada, Gabriel Garcia Márquez

Una de las mejores novelas para leer de un tirón

Así como lees de corrido este párrafo que encierra un día y veintisiete años, así vas a leer toda la novela. El narrador nos cuenta qué hacía cada personaje cuando sucedió todo. Vemos los encuentros y desencuentros, como si anduviéramos por ahí.

Crónica de una muerte anunciada no nos detiene con descripciones ni adornos, nos pone a andar al lado de los personajes. Y, sin remedio, comenzamos a sentir la pesadumbre del final de Santiago Nasar, sin poder hacer nada.

Ten la seguridad que la lectura de esta novela será una lectura con mucha fluidez. La andarás ágil y sin desvíos. Igualito, como Santiago Nasar anduvo su último día sobre la faz de la tierra: ágil y sin desvíos.

La última imagen que su madre tenía de él era la de su paso fugaz por el dormitorio. Le había despertado cuando trataba de encontrar a tientas una aspirina en el botiquín del baño, y ella encendió la luz y lo vio aparecer en la puerta con el vaso de agua en la mano, como había de recordarlo para siempre.

Crónica de una muerte anunciada, Gabriel Garcia Márquez

Crónica de una muerta anunciada: novela inspirada en un hecho real

Después de leer una Crónica de una muerte anunciada, uno quiere saber si los hechos fueron reales. Es inevitable; la voz y la historia son tan cercanas. Pareciera que García Márquez es el narrador. Si eso intuiste, intuiste bien. La novela fue inspirada en un hecho de la vida real que García Márquez vivió muy de cerca.

Al igual que el narrador de la novela, Gabriel García Márquez tuvo que…

… recomponer con tantas astillas dispersas el espejo roto de la memoria.

Crónica de una muerte anunciada, Gabriel Garcia Márquez

Leer un libro de Gabriel García Márquez es siempre una delicia. Si te gusta leer por placer y prefieres novelas cortas, Crónica de una muerte anunciada es uno de los mejores libros para leer de un tirón.

Sigue este enlace para que disfrutes un fragmento de esta novela que muy bien puede convertirse en uno de tus libros de cabecera: Ángela Vicario y Bayardo San Román.

Aquí puedes comprar los libros en internet:

Pulsa en FREE PREVIEW y disfruta una muestra del libro. Si te interesa comprarlo, puedes comprarlo desde ahí mismo o pulsando BUY ON AMAZON. También puedes compartir la lectura de esta muestra pulsando SHARE.

Ángela Vicario y Bayardo San Román

Fragmento de la novela Crónica de una muerte anunciada de Gabriel García Márquez

«Entraron de pasada en el hotel del Puerto, a cuyo dueño conocían, y Pura Vicario pidió un vaso de agua en la cantina […] Angela Vicario volvió la cabeza con el último aliento, y lo vio pasar a su lado sin verla, y lo vio salir del hotel. Luego miró a su madre con el corazón hecho trizas. Pura Vicario había acabado de beber, se secó los labios con la manga y le sonrió desde el mostrador con los lentes nuevos. En esa sonrisa, por primera vez desde su nacimiento, Ángela Vicario la vio tal como era: una pobre mujer consagrada al culto de sus defectos. «Mierda», se dijo.

»Estaba tan trastornada, que hizo todo el viaje de regreso cantando en voz alta, y se tiró en la cama a llorar durante tres días. Nació de nuevo. “Me volví loca por él —me dijo—, loca de remate.” Le bastaba cerrar los ojos para verlo, […] le escribió la primera carta.

»Seis meses después había escrito seis cartas sin respuestas, pero se conformó con la comprobación de que él las estaba recibiendo. Dueña por primera vez de su destino, Ángela Vicario descubrió entonces que el odio y el amor son pasiones recíprocas.

»Cuantas mas cartas mandaba, más encendía las brasas de su fiebre, pero más calentaba también el rencor feliz que sentía contra su madre. “Se me revolvían las tripas de sólo verla —me dijo—, pero no podía verla sin acordarme de él.” […]

»… y volvió a ser virgen sólo para él, y no reconoció otra autoridad que la suya ni más servidumbre que la de su obsesión. […] siguió escribiendo sin cuartel durante diecisiete años.

»Un mediodía de agosto, mientras bordaba con sus amigas, sintió que alguien llegaba a la puerta. No tuvo que mirar para saber quien era. “Estaba gordo y se le empezaba a caer el pelo, y ya necesitaba espejuelos para ver de cerca —me dijo—. ¡Pero era él, carajo, era él!”

»Se asustó, porque sabía que él la estaba viendo tan disminuida como ella lo estaba viendo a él, y no creía que tuviera dentro tanto amor como ella para soportarlo. Tenía la camisa empapada de sudor, como la había visto la primera vez en la feria, y llevaba la misma correa y las mismas alforjas de cuero descosido con adornos de plata.

»Bayardo San Román dio un paso adelante, sin ocuparse de las otras bordadoras atónitas, y puso las alforjas en la máquina de coser. —Bueno —dijo—, aquí estoy.

»Llevaba la maleta de la ropa para quedarse, y otra maleta igual con casi dos mil cartas que ella le había escrito. Estaban ordenadas por sus fechas, en paquetes cosidos con citas de colores, y todas sin abrir».

Sigue este enlace para que disfrutes la reseña de la novela Crónica de una muerte anunciada de Gabriel García Márquez. ¿Quieres saber qué aprendí de la lectura de esta novela? Lee Seguir el instinto y aprender a acompañar, las lecciones de Crónica de una muerte anunciada de Gabriel García Márquez

Aquí puedes comprar los libros en internet:

Pulsa en FREE PREVIEW y disfruta una muestra del libro. Si te interesa comprarlo, puedes comprarlo desde ahí mismo o pulsando BUY ON AMAZON. También puedes compartir la lectura de esta muestra pulsando SHARE.