Tu voz alta

Lo que vale es el valor de pensar en voz alta, de decir las cosas tal como se sienten en el momento en que se dicen.

Ser lo suficientemente temerario para proclamar lo que uno cree que es la verdad sin importar las consecuencias y caiga quien cayere.

José Clemente Orozco