Sin rebajar tu alma

¿Que no te entienden? Pues que te estudien o te dejen; no has de rebajar tu alma a sus entendederas.

Miguel de Unamuno

«En vez de decir, pues, ¡adelante!, o ¡arriba!, di: ¡adentro! Reconcéntrate para irradiar; deja llenarte para que rebases luego, conservando el manantial. Recógete en ti mismo para mejor darte a los demás todo entero e indiviso. «Doy cuanto tengo», dice el generoso; «Doy cuanto valgo», dice el abnegado; «Doy cuanto soy», dice el héroe; «Me doy a mí mismo», dice el santo; y di tú con él, y al darte: «Doy conmigo el universo entero». Para ello tienes que hacerte universo, buscándolo dentro de ti. ¡Adentro!»

Segmento tomado del ensayo Adentro del libro TRES ENSAYOS de MIGUEL DE UNAMUNO.

No colmes esperanzas ajenas

Que nunca tu pasado sea tirano de tu porvenir: no son esperanzas ajenas las que tienes que colmar. ¿Contaban contigo? ¡Qué aprendan a no contar sino consigo mismos!

Miguel de Unamuno

«No quieras influir sobre el ambiente ni eso que llaman señalar rumbos a la sociedad. Las necesidades de cada uno son las más universales, porque son las de todos. Coge a cada uno, si puedes, por separado y a solas en su camarín, e inquiétalo por dentro, porque quien no conoció la inquietud jamás conocerá el descanso. Sé confesor más que predicador. Comunícate con el alma de cada uno y no con la colectividad».

Segmento tomado del ensayo Adentro del libro TRES ENSAYOS de MIGUEL DE UNAMUNO.

Protege tu individualidad

Si la fórmula de tu individualidad es complicada, no vayas a simplificarla para que entre su álgebra; más te vale ser cantidad irracional que guarismo de su cuenta.

Miguel de Unamuno

«Querer fijarse de antemano la vía redúcese en rigor a hacerse esclavo de la que nos señalen los demás, porque eso de ser hombre de meta y propósito fijos no es más que ser como los demás nos imaginan, sujetar nuestra realidad a su apariencia en las ajenas mentes. No sigas, pues, los senderos que a cordel trazaron ellos; ve haciéndote el tuyo a campo traviesa, con tus propios pies, pisando sus sementeras si es preciso. Así es como mejor les sirves, aunque otra cosa crean ellos».

Segmento tomado del ensayo Adentro del libro TRES ENSAYOS de MIGUEL DE UNAMUNO.