Amor propio

El amarse a sí mismo es el inicio de un romance de por vida.

Oscar Wilde

En la Inglaterra del siglo XIX el homosexualismo era un delito castigado con cárcel. El affair que Oscar Wilde mantuvo con Lord Alfred Douglas terminó en desastre. Un día, Lord Alfred dejó una nota para Oscar Wilde en su casa que decía: «Oscar Wilde: Postura somdomita». Pudo haber sido una nota con la palabra mal deletreada, pero Wilde y su familia reconocieron la palabra claramente: «sodomita».

Indignado, Wilde decidió demandar a Lord Alfred por difamación. Esta decisión, arruinó monetariamente a Oscar Wilde y lo mandó a la cárcel por tres años. Más tarde, desterrado de Londres, Wilde terminó viviendo en la indigencia en París.

Así, de ser el celebrado autor de la obra de teatro «La importancia de llamarse Ernesto», que se estrenó el día de San Valentín en 1895; para el 26 de abril del mismo año, Oscar Wilde ya estaba a punto de ser encarcelado. El juicio contra Oscar Wilde inició en esa fecha. El juez, presionado por el primer ministro Lord Rosebery, de quien se rumoraba llevaba un affair con un hermano de Lord Alfred, dictó la sentencia más severa.

«Este es el peor caso que he tenido. Deberé pasar la sentencia más severa que la ley permite. En mi juicio, es totalmente inadecuada para un caso como este».

A partir de ese momento, todas las obras de Oscar Wilde fueron sacadas del teatro, su esposa e hijos dejaron Londres y cambiaron sus nombres. Wilde nunca volvió a ver a sus hijos. Después de su liberación, en 1897, Wilde se repatrió en Francia, en donde terminó sus días enfermo.

Disfruta más frases cortas de Oscar Wilde; uno de los escritores más agudos del romanticismo tardío. Te recomiendo la lectura de su única novela El retrato de Dorian Gray. Lee más frases de amor propio y felicidad, y celebra con estas frases cortas la libertad de expresarte y de una vida bien vivida.