Henry Miller, Anais Nïn y Marianne Moore

Fotografía del icónico letrero que John Held Jr., creó para la Gotham Book Mart. Fotografía de Chris Silver Smith. Wikimedia Commons.

Reseña de libros cortos: La librera y los genios, una historia de Nueva York

Esta es una continuación de la reseña del libro La librera y los genios de Frances Steloff. Una memoria que merece estar entre los libros de cabecera, para leer por placer, por puro placer.

Los apuros de Henry Miller

Querida señorita Steloff:

… Le escribo para preguntarle si estaría usted interesada en comprarme algunas primeras ediciones de «Trópico de Cáncer» y «Primavera negra» […] Mi decisión no se basa en los temores a una guerra […] Simplemente doy los primeros pasos del viaje que llevo planeando, y que espero concluya en Tibet.

Carta desde París de Henry Miller a Frances Steloff, DUEÑA de la Gotham Book Mart.
Fechada el 30 de abril de 1939.
La librera y los genios, Frances Steloff

Frances Steloff conoció a Henry Miller a finales de los años treinta, cuando la Gotham Book Mart vendía las revistas The Booster y Delta de Henry Miller. Y aunque aceptó la compra de los pequeños lotes de los dos títulos, no podía recibirlos. Trópico de Cáncer y Primavera negra estaban prohibidos en Estados Unidos. Eso no detuvo a Frances. La librera le pidió a su amigo Michael Frankel, quien vivía en la Ciudad de México, que los recibiera en su casa.

Así fue como los libros de la primera edición de Trópico de Cáncer y Primavera negra entraron a Estados Unidos: amigos de Miller y Steloff que iban a la Ciudad de México los fueron recogiendo, uno por uno, y como contrabando los introdujeron a Nueva York.

Cuando la guerra se extendió, Henry Miller le volvió a pedir ayuda económica a Frances, ya afamada librera samaritana. Los admiradores de los libros del autor de Trópico de Cáncer cooperaron y la dueña de la Gotham Book Mart pudo juntar los fondos necesarios para que Miller volviera a Estados Unidos.

Frances Steloff escribió sobre Henry Miller en su diario:

Por cierto, no se me ocurre ningún escritor vivo que haya tenido entre estudiantes y lectores jóvenes una influencia tan amplia como la de Henry Miller. A menudo me han dicho que la lectura de Miller ha cambiado su forma de vida.

La librera y los genios, Frances Steloff

Anais Nïn, Invierno de artificio y su fuerza

Podemos descubrir a una Anais Nïn persistente hasta la médula en la narración que hace Frances Steloff sobre la escritora. La librera nos cuenta que cuando Nïn no encontró un editor estadounidense para su libro Invierno de artificio; con los cien dólares que la Gotham Book Mart le prestó y dinero recolectado, Nïn consiguió una imprenta de pedales, e imprimió 500 ejemplares de Invierno de artificio. De ese lote, logró vender 400 ejemplares. Recuperó su inversión y el resto del dinero lo utilizó para seguir imprimiendo su obra.

Anais Nïn fue una de las escritoras que Frances Steloff promovió muchísimo en su librería, pues la librera quería destacar el trabajo de las mujeres escritoras. En su diario, Anais Nïn escribió sobre Frances:

Visité a Frances Steloff […] que desempeñó para nosotros la misma función que Sylvia Beach había desempeñado en París. Se ha hecho amiga de nuestras obras, y me recibe con una sonrisa amable y cálida. Está ocupada entre sus libros, jactándose no del saber que hayan podido darle, sino de su amor por ellos.

La librera y los genios, Frances Steloff

Una larga amistad, Marianne Moore

Cuando Marianne Moore se enteró que la Gotham Book Mark había comprado 200 ejemplares de saldos de su libro Collected Poems, le preguntó a Frances Steloff si la dejaba ir a la librería para corregir las erratas del libro. En La librera y los genios, Frances narra que la celebrada escritora, quien iba a la librería algunas veces a la semana a hacer las correcciones, se sentaba en una silla y con pluma en mano corrigió sus libros.

A veces, Frances le mandaba a Marianne una caja de libros con frutas distintas. Las dos compartían su gusto por los alimentos naturales. Y, como era de esperarse, la escritora respondía al gesto con una carta. Frances guardó esas cartas, y publicó algunas en su libro. Cada carta fue un gajo del alma de Moore, una delicia jugosa. Aquí un fragmento:

Querida Frances:

Dios, sin duda, te bendecirá, pero no estoy segura de que me bendiga a mí por dejar que tú me bendigas hasta el extremo, contestando mis preguntas…; escogiendo para regalarme la rareza de las rarezas, ¡estimulando mi gratitud y contribuyendo a que mis pensamientos asciendan hasta regiones necesarias para gozar tanto de un cuerpo como de una mente sana!

La librera y los genios, Frances Steloff

Por la Gotham Book Mart pasaron los escritores famosos del mundo, porque ahí encontraron a una mujer que amó los libros toda su vida. No te sorprenda que al leer La librera y los genios, Frances Steloff descubras que algunos de tus libros de cabecera vienen de primeras ediciones de esos seres que se empeñaron en publicar «contra viento y marea». Quizás, los tres mejores libros de tus estantes, originalmente surgieron de una idea gestada en el patio de la Gotham Book Mart.

Pulsa ¿Dónde está tu librero?, y disfruta la primera parte de esta reseña de libros cortos.

Aquí, en este enlace, encuentra algunas citas del libro La librera y los genios.

EL LIBRO

Pulsa en FREE PREVIEW y disfruta una muestra del libro. Si te interesa comprarlo, puedes comprarlo desde ahí mismo o pulsando BUY ON AMAZON. También puedes compartir la lectura de esta muestra pulsando SHARE.

Disfruta frases y reflexiones cortas de Anais Nïn y Henry Miller.