Poveda

Somos niños hasta que vemos al carrusel marcharse. Entonces podemos andar la tierra para volver a encontrarnos niños dentro de la piel de adultos, y cantar con el alma las cosas del querer. 

Siembra

Aquí se cumplió esa cosa que no se puede explicar, en donde un niño define qué va a ser de grande no porque lo diga, sino porque lo hace. El cante se sembró en el alma de Miguel desde su infancia. 

Cantaor Miguel Poveda en escena

… en tierra fértil 

La semilla de Miguel es el cante, que ha encontrado tierra fértil por todos lados de la música. Su voz es siempre una entrega de alegría y lamento.

… con abono del bueno

Sabe que está hecho para el «cante pa’ baile». Pero desde ahí explora otra formas con su voz, y despliega las alas.

… para que el fruto crezca

Puede ser un compás o un silencio; puede ser el ir más adentro para descubrir su propio fuego. Pero siempre, siempre, siempre es un viaje constante para volcar el alma en su voz. 

Para alguien que crea, este es el tiempo en que se suelta al duende para que explore hacia adentro y hacia afuera, es tiempo de pura fe.

… y madure 

en un fruto jugoso.

Hay voces que iluminan y hay voces que estremecen. Aquí pasan las dos cosas: disfruta este regalo de Mariza y Miguel Poveda.

Fotografía de Miguel Poveda en escena, con licencia de Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported license.

49 More posts in Qué maravilla somos category
Recommended for you
Ofrece tu mirada clara y de frente, con el amor a ti misma que te mereces.
Ni hacia arriba ni hacia abajo, sólo de frente

Para realmente estar y compartir, necesitas a un ser a quien veas de igual a...