¿Qué tanta plenitud del día quieres?

¿Qué tanta plenitud del día quieres?

Toda esperanza necesita un empujón en momentos de crisis, para que recordemos nuestros más amados sueños; para que hagamos los ajustes necesarios, y volvamos a enfocarnos en convertir nuestros sueños en realidad.

Si necesitas ese empujón ahora, detente un momento y sigue este ritual de alineación:

Solo sal y mira al cielo, ve tu posición en el punto azul 🌎 del universo que habitas. De un lado está el sol y del otro la luna. Existes ahí, nada puede alterar tu estar en ese punto diminuto que tu ser habita. Desde ahí, desde donde estás en este instante: reclama tu lugar, reclama tu estar más fuerte, más real, más sano.

Tu lugar lo puedes reclamar, porque respiras y estas aquí. Así de sencillo.

Luego ve por dónde anda el sol. ¿Ha de andar por las 8, por las 10 o las 12? Anda recorriendo tu día, ¿contigo o sin ti? Si sientes que estos días se están yendo sin ti, mira una nube y prométete que ningún movimiento sideral debe ignorarte tanto. Aunque pronto te darás cuenta, que las nubes siempre aparecen y que quien las ignora eres tú.

Contempla a una nube por un rato y siente su importancia. También siente la importancia del sol en tu vida. La importancia de ese recorrido incesante y repetido que el sol te regala, día tras día. Lo ignores o no, el sol te da el día completito.

No lo olvides: el sol salió para darte vida.

¿Qué tanta plenitud del día quieres vivir? Escríbelo en tu diario, en tu libretita, en tu mente: ¿Qué tanta plenitud del día quiero vivir? Y responde esta pregunta. Porque si no la respondes hoy, el día se va a ir sin ti, otra vez.

¿Qué tanta plenitud del día quiero vivir?

No te deshagas de ti, enterrando tus sueños ante la urgencia de lo inmediato, que siempre es la urgencia de otros. Date cuenta, que en momentos de urgencia habrá alguien que quiera dirigir historias propias y ajenas. Ahora sal de nuevo, plántate de nuevo bajo el cielo. Ve a la nube, y dile al mundo que tu historia es tuya.

Tu historia es tuya.

Vuelve a ver tu posición en ese punto azul que habitas 🌎, busca la ubicación del sol. Ya va más adelante, rumbo al atardecer. ¿Sientes tu lugar ahí, debajo del cielo? El lugar privilegiado que tienes. Date cuenta, tú eres el único ser vivo que puede sentir tu existencia, tu existencia completa bajo el sol. Para eso estás aquí: ¡vive tu existencia completa!

Ahora, pregúntate de nuevo ¿qué tanta plenitud del resto del día quieres vivir?

159 More posts in Blog category
Recommended for you
Pensamientos y reflexiones para centrarnos en nosotros mismos
Primero dite «sí» a ti

La vida, no lo olvides, habita en el tiempo. Los minutos y horas que le...