No te lleves a la almohada las cargas que no te pertenecen.

Sin cargas

Regrésale a sus dueños sus problemas y sus cargas. No dejes que tu día cierre con extras que no son tuyos ni te enriquecen.

Si hoy te tocó lidiar con la carga de alguien más, muy posiblemente tuviste que echar mano de tu fortaleza. Y eso te quitó energía.

Cuando alguien más se aparece en tu vida con el fin de alterar tu armonía con sus problemas, debes defender tu armonía.

Quédate un momento en silencio y siente tu cuerpo. La carga que te llegó, ¿te apretó el estómago?, ¿te hizo tragar saliva? Si de pronto sientes una carga extra en el cuerpo que te llegó por sorpresa: es casi seguro que estás lidiando con un problema de alguien más.

Cambia las reglas del juego. Desde tu centro armónico, negocia con términos de crecimiento para ti. Ni por un segundo creas que esa carga es tuya. Si el problema no lo originaste tú, simple y sencillamente no es problema tuyo.

Antes de que llegue la noche, descarga esas cargas que no te pertenecen. Regrésale su carga a su verdadero dueño o dueña.

No olvides, cuando uno quiere ayudar a alguien más, no lo sentimos como una carga; sino como una voluntad de ayuda. Cuando alguien te pide que le ayudes, te pregunta primero, no te echa la carga encima.

No te lleves a la almohada las cargas que no te pertenecen.

Voluptuosi, el arte de completarnos.

97 More posts in Desaprender y aprender category
Recommended for you
Solamente caminando puedes trazar tu mapa - Voluptuosi 3
Sólo caminando se traza el mapa

Voluptuosi 3: No obstante añoremos un mapa conocido, sabemos que éste no aparecerá. No obstante...