Solamente caminando puedes trazar tu mapa - Voluptuosi 3

Sólo caminando se traza el mapa

No obstante añoremos un mapa conocido, sabemos que éste no aparecerá. No obstante supliquemos un mapa estable, sabemos que éste no existirá. Lo mejor que podemos hacer ante nuevos terrenos es caminarlos para aprenderlos

Cuando todo marchó bien, tuvimos la falsa idea de que teníamos el control sobre nuestra vida. Pues no es así. Realmente no tenemos el control sobre nuestra vida. Pero sí tenemos el control de muchas de nuestras acciones con respecto a nuestra vida. Y, con ese control, podemos trazar mapas y caminar hacia el destino que buscamos.

Con lo que controlas ¿a dónde vas?

Tenemos control sobre nuestros pensamientos, impulsos y la voluntad de obtener o evitar algo.

Con lo que tienes control, hazte esta pregunta:

¿Hacia dónde quiero dirigir mis pasos?

¿Quieres escribir un libro? ¿Quieres abrir un negocio? ¿Quieres moverte a una ciudad más grande?

¿En qué dirección quieres dirigir tus pasos?

Comienza a caminar

Comienza a caminar despacio hacia tu meta más profunda, la que más se acerca a tu corazón. No te esfuerces por tener primero la claridad exacta de lo que quieres. En cuanto sientas que elegiste una meta que alegra tu corazón, comienza a caminar. Pues no es la mente la que define la meta, sino el corazón. Y el corazón define y aclara en el camino, no antes del camino. La mente es instrumento, no dueña.

Y pon tu mente a trabajar

¿Y qué hará la mente, entonces? La mente consultará tu brújula para asegurar que sigas el camino de tu corazón. La mente tendrá un claro inventario de todo lo que puedes controlar en tu camino. La mente te recordará la meta y te ayudará a descubrir si hay otra meta más cercana a tu corazón. La mente ajustará tus pasos de acuerdo al terreno que encuentres. La mente trazará el mapa con cada uno de tus pasos.

Para que la mente trabaje, necesita pasos. Para que la mente comience a trazar tu nuevo mapa, el que te llevará a la meta más profunda en tu corazón, necesitas comenzar a andar tu camino.

Nota: Usa tu mente como instrumento de navegación. Y no dejes que los pensamientos de tormenta o sabotaje tengan voz ni voto en tu mente. Tu mente es instrumento, no dueña.

Solamente caminando puedes trazar tu mapa.

María Bulman
159 More posts in Blog category
Recommended for you
Pensamientos y reflexiones para centrarnos en nosotros mismos
Primero dite «sí» a ti

La vida, no lo olvides, habita en el tiempo. Los minutos y horas que le...