La casa del cuerpo

«Una inscripción sobre la entrada del hamman, en gruesos caracteres rojos entrelazados con una fina caligrafía de otros colores encendidos, decía:

Entra. Esta es la casa del cuerpo como vino al mundo. La del fuego que era agua, la del agua que era fuego.

Entra. Cae como la lluvia, enciéndete como la paja.

Que tu virtud sea la alegre ofrenda en la fuente de los sentidos».

Alberto Ruy Sánchez, Los nombres del aire

Los anhelos

Pero mi respiración, al escribir y reescribir, se fue dejando habitar por historias de mujeres que me centraron con detalle el fuego de deseo que llevan dentro y así me permitieron sumarlo al mío para ponerlo en palabras. O más bien sumar mi impulso al de ellas. Fatma, la protagonista de LOS NOMBRES DEL AIRE, está hecha de la voz y los anhelos de muchas mujeres.

Alberto Ruy Sánchez, Los nombres del aire