Una guía irreverente

Comparte

Al que gusta de criticar todos los asuntos, no debe mostrársele ninguno.

Lin Yutang

¡Ay! Ese ser que anda pisándote los talones; se asoma para que lo veas, te encuentra adónde vas. Sí, a veces, no te inventas enemigos, porque simple y sencillamente EXISTEN. Tomaron su existencia de enemigos a partir de ti, y hagas lo que hagas, seguirán respirando del aliento que exhalas. Y te seguirán pisando los talones. A veces, nos encuentra alguien así.

Leyendo el libro RULES OF AGING de Roger Rosenblatt descubrí a uno que otro ser que anduvo pisándome los talones. Ojalá hubiera leído su capítulo cuarto Ignore your enemy or kill him hace años; ¡cómo hubiera ahorrado tiempo, dinero y energía!

La propuesta de Rosenblatt es sencilla: si no puedes matar a tu enemigo, ignóralo. Y pone como ejemplo la respuesta de Bogart a Peter Lorre en Casablanca, cuando éste último le pregunta a Bogart: «Me odias, ¿verdad?». A lo que Bogart responde: «Lo haría si me tomara la molestia de pensar en ti». Por favor, no te tomes la molestia de pensar en tu enemigo.

Aunque Rosenblatt acepta que es casi imposible ignorar a un enemigo que es feliz cuando te hace daño, lo mejor, por tu propio bien, es no hacer nada. Así como lo lees: NO HAGAS NADA. Cabe la posibilidad que ese enemigo esté obsesionado contigo, quiera verte sufrir o, al menos, quiere ver que te quejas un poco por su culpa. Y si lo haces, lo harás feliz. ¿Por que? Porque logró lo que siempre ha buscado de ti: TU ATENCIÓN. Por eso, si no puedes darle fin a tu enemigo, tal y como lo harías con una mosca, ignóralo.

Dalí lo dijo claro: «El termómetro del éxito es simplemente la envidia de los descontentos». Y siempre habrá descontentos. Ignora a los descontentos, porque no están descontentos por tu culpa, están descontentos porque su vida gira en torno a crear miseria en alguien más.

Para cerrar esta idea de salvación, aquí te dejo mi traducción del cierre del capítulo cuarto de Roger Rosenblatt: «Piénsalo, esta es una delicia: Tu eres su obsesión, y él es simplemente un ladrido en la noche. La idea es que no te importe —no pretender que no te importa— sino realmente que no te importe. Confía en mí. Acabas de alargar tu envidiable vida».

¿Se te antoja leer más reglas de vida de Rosenblatt? Aquí te dejo el enlace al libro (en inglés): Rules of Aging: A Wry and Witty Guide to life. ¿Quieres la opción es español? Encontré el audiolibro de la versión en español del libro: Guía irreverente para la vida.

EL AUDIOLIBRO