Transitar la vida

Vístete de vida

La vida siempre gana. Lleva a cabo tus planes con esos 1,440 minutos diarios que tienes, pero no olvides darle su lugar principal a la vida. ¿Cómo tomas en cuenta a la vida? Observándola. Sí, observa los pétalos del rosal, que primero fueron botón y ahora tapizan el suelo. Observa el continuo suceder de todo lo que respira.

Haz tus planes y síguelos. Pues es casi seguro que la vida te ayudará a cumplirlos. Si mañana recibes otros 1,440 minutos, ahí tienes otra oportunidad; así de simple. 

Yo te aconsejaría nunca ir contra la vida, es mejor que la incluyas en todos tus planes. Hazla tu aliada. Si mañana llega con más minutos, recibe el regalo. Arráncale el envoltorio y ponte los zapatos de vida que te regaló. Vístete para vivir.

A la vida le gustan las estrellas y los atardeceres. Si te vuelve a amanecer, no cierres los ojos al sol que nace, que la vida lo quiere ver. Si la luna llena anda suelta por el cielo, no te escondas, sal y contémplala, la vida será feliz. 

Así, al darle espacio a la vida, la vida te dará espacio a ti. Te dará a conocer sus secretos, te mostrará atajos, soluciones sencillas para lo más complicado. Confía en la vida, mira la orquesta inmensa de vidas que dirige, con exactitud eterna. La vida «se la juega» con nosotros. Hace cosas para mantenernos vivos que nunca alcanzaremos a comprender.

159 More posts in Blog category
Recommended for you
Pensamientos y reflexiones para centrarnos en nosotros mismos
Primero dite «sí» a ti

La vida, no lo olvides, habita en el tiempo. Los minutos y horas que le...